Patrimonio histórico y cultural

Puente de Alcanzorla

barrasuperiorculturaDEF

Situado a la cota de 790. Se trata de una obra de ingeniería de origen musulmán, probablemente levantada entre los siglos IX y XI. Consta de un solo arco de medio punto que se apoya en sendos estribos asentados sobre las márgenes del río Guadarrama, de naturaleza granítica. Está construido con grandes sillares de granito, de los que únicamente permanecen los que constituyen la hilada de sillares que forman el arco y los que forman los estribos. En la orilla derecha aparece un lienzo de pared que limitaba la rampa de ascenso al puente. Esta pared se continúa con una alineación de bloques de granito que formarían parte de la antigua calzada romana. La anchura de su tablero es de 2,8 m, que equivale a 5 codos rassassíes, una medida muy utilizada en los puentes islámicos.01 puentealcanzorla

Aunque la tradición le ha atribuído durante años un origen romano, se trata de una construcción medieval, erigida durante la dominación musulmana del centro de la Península Ibérica. Y así lo indica el "al" del inicio de su nombre: Alcanzorla o Alcanzorra. Su etimología podría estar en la palabra alcandora, que, según el Tesoro de Covarrubias (s.XVII) significa "luminaria, linterna, hoguera y fuego para dar señal". Curiosamente vendría a significar lo mismo que almenara, lo que ligaría el puente al conjunto de atalayas construídas durante este período en la zona.

Formaba parte de un camino militar, a través del cual se unían distintas torres-vigía y ciudadelas, diseminadas longitudinalmente entre Talamanca de Jarama y el Valle del Tiétar. Las fortificaciones más cercanas a su enclave son la Atalaya de Torrelodones y La Torrecilla, ubicada en el término de Hoyo de Manzanares.

Las primeras referencias escritas del puente son muy posteriores a su construcción. Éstas se sitúan en el año 1236, cuando el rey Fernando III de Castilla pidió ayuda para recuperar Córdoba a cambio de unos terrenos situados entre Galapagar y Torrelodones.

Este puente de un solo ojo, formado por un arco semicircular de medio punto, está situado a 800 metros del puente de Herrera y las medidas de su arco son 8,8 metros de luz, y de 2,8 metros de anchura de tablero (estructura que sostiene la calzada del puente), conservando la sillería del intradós de forma casi perfecta. 

Se localiza cerca del núcleo urbano de La Navata, a cuatro kilómetros de la capital municipal. Se le conoce con varios nombres, todos parecidos entre sí: La Cazorla, La Alcanzarla, La Alcanzorra.