Patrimonio histórico y cultural

Estatua Jacinto Benavente

barrasuperiorculturaDEF

Jacinto Benavente, insigne dramaturgo y Premio Nobel, quiso ensalzar Galapagar construyendo en el municipio una finca urbana para retirarse a escribir algunas de sus obras de teatro más importantes, entre las que destaca “La Malquerida”. 02 bustojbenavente Quiso además que se le recordase para siempre en esta villa ordenando ser enterrado en el cementerio de la misma.

Por ello, para honrar su memoria y devolverle lo que él le entregó a Galapagar, se erigió un monumento en su honor a través de un concurso público al que concurrieron numerosos escultores provenientes de diversos puntos de la geografía española. El ganador y artista de la obra fue Luis Antonio Sanguino, prolífico escultor que comenzó su carrera con tal sólo 16 años y fue discípulo de Federico Collaut Valera.

La parte de arriba de la escultura está coronada por un busto de Jacinto Benavente, quien se encuentra escribiendo con una mano en uno de sus diarios aquello que pensaba, probablemente sus reflexiones sobre Galapagar. Este busto de bronce reposa sobre varios libros gigantes, algunos de ellos con inscripciones de sus obras originales, que simbolizan la gran obra de la vida del autor que fue de ciento cincuenta estupendos trabajos. Entre los libros y sus páginas encontramos una figura de bronce sentada, que se identifica con uno de sus personajes protagonistas más famosos “La malquerida”. Y en un rinconcito en lo alto de uno de los libros hay dos perritos de bronce a tamaño natural que representan la obra “Los cachorros”.La obra, ubicada en la Plaza de la Constitución frente a la Iglesia Parroquial de Ntra. Sra. de la Asunción, está realizada en bronce, piedra de Colmenar y granito y tiene una altura total de 3 metros.