Patrimonio histórico y cultural

Puente de Herrera

barrasuperiorculturaDEF

El Puente de Herrera, Puente Nuevo o de las Parrillas está fechado en 1580-1583 y está íntimamente ligado con la construcción del Monasterio de El Escorial. Es de origen renacentista y se alza sobre el río Guadarrama, junto a la carretera M-519, que une la citada localidad con Torrelodones. Durante años este puente soportaba el tráfico rodado hasta que  en el último tercio del siglo XX se construyó una variante, liberándolo de la continua circulación de vehículos. Esto permitió que la cubierta asfáltica de la calzada fuera eliminada pudiéndose constatar, por las marcas en los pretiles, el antiguo espesor de la misma, a la vez que se descubría el antiguo pavimento.03 puentenuevo

Fue proyectado y construido por Juan de Herrera, arquitecto de El Escorial, por orden del rey Felipe II, dentro de las obras de rehabilitación de diferentes caminos, seguidos por el monarca en sus desplazamientos desde Madrid hasta el Monasterio.

Se trata de un puente robusto de estilo herreriano, y con un solo ojo formado por un amplio arco de sección circular, y está construido con grandes sillares de granito. Los estribos están reforzados con contrafuertes de planta triangular, y la línea de la calzada está marcada en las caras exteriores mediante un resalte en el que se encuentran unos aliviaderos para el agua, situados por debajo del pretil. El pretil está realizado por grandes bloques prismáticos, destacando los situados encima de la clave del arco en ambas fachadas, que se encuentran decorados en su cara exterior por sendos relieves que representan unas parrillas rectangulares de cinco barras (símbolo del martirio de San Lorenzo), rematadas en su parte superior con un asa perforada en su extremo. El pavimiento de la calzada es de grandes bloques de granito colocados de forma perpendicular al eje del puente, apareciendo marcado este por una hilera central de sillares dispuestos longitudinalmente.