Sendas Parque Regional Guadarrama

Ruta 3

barrasuperiorentornoDEF

CARACTERÍSTICAS DE LA RUTA

Origen: Casco urbano de Galapagar

Final: Estación de La Navata

Usos recomendados: Senderismo y bicicleta. En bicicleta se debe circular con precaución por ser caminos muy utilizados para el paseo.

Longitud: 5,4 km a la estación

Tiempo: a pie 1h.30´-2h. En bicicleta de 30´-45´.

Cota Máxima: 915 m

Cota Mínima: 840 m.

Desnivel: 75 m.

Dificultad: Baja. El recorrido es corto y prácticamente llano.

Accesos y transportes: 

Además de en vehículo particular se puede acceder a Galapagar desde Madrid en el autobús 661 que parte desde el intercambiador de Moncloa.

 

Por La Navata pasan las líneas de cercanías C-8 y C-10, con conexión a Madrid y Villalba. También paran las líneas de autobús 632 y 635 con las que podemos ir a Madrid o volver a Galapagar.

separadorGalapagar-La Navata

icono mapaDescripción de la Ruta

Salimos de Galapagar, junto a la iglesia de la Asunción. Tomamos la calle de Guadarrama hacia el norte, y luego la calle Cañada la Pocilla hasta llegar al Parque de El Toril. Junto a él podremos ver el moderno Centro Cultural La Pocilla.

Tomamos el camino que saliendo del parque se dirige hacia el norte, en dirección al cementerio nuevo B1.4. Este ancho camino coincide con uno de los tramos mejor conservados de la calzada romana “Vía XXIV Antonina”. En este tramo del camino encontraremos una zona de recreo con juegos infantiles. Nuestro ancho camino se ve interrumpido por la nueva carretera variante de Galapagar B2.4.

Tras cruzar esta carretera B3.4 caminamos unos metros por una pista asfaltada que da acceso al Punto Limpio de Galapagar B4.4. Antes de llegar a la puerta del Punto Limpio giraremos a la izquierda, por un camino de tierra, que sigue siendo el Cordel de Suertes Nuevas que cogimos en el casco urbano de Galapagar.

Seguimos sin pérdida en dirección noroeste, hasta llegar a un cruce de caminos junto a una subestación eléctrica B5.4. Tomaremos de frente, ignorando el camino que sale a la derecha B6.4. Seguimos por el Cordel en dirección noroeste y en poco rato llegamos a la carretera M-528, de Galapagar a Collado Villalba, dejando otra subestación eléctrica a la izquierda B10.4, pero esta vez de mucho mayor tamaño.

Cruzamos la carretera, con cuidado B11.4, y seguimos de frente en la misma dirección. Antes de 200 m. el camino hace un brusco giro a la derecha B12.4. Seguiremos este camino principal, abandonando el Cordel de Suertes Nuevas, que mucho más difuso, sigue de frente en la misma dirección que traía.

Este ancho camino nos conducirá en un kilómetro hasta la zona urbana de La Navata B13.4/ R-5 El camino de tierra pasa a ser asfaltado, y enseguida se cruza la calle Colada del Charco de la Hoya, llamada así por la vía pecuaria sobre la que discurre (aunque hay disparidad entre la hoya de la calle y la olla de la vía) y que es perpendicular B14.4. Esta calle vuelve a ser de tierra. Giramos a la izquierda, al norte-noroeste, bajando hacia el río Guadarrama. En este trayecto la calle alterna tramos de tierra con otros asfaltados, hasta que desemboca en un camino junto al río Guadarrama B18.4.

Merece la pena desviarse un rato a la izquierda para seguir una senda por el margen del río Guadarrama (ramal 4.1) que nos lleva a las ruinas de un antiguo molino que en su día tomaba las aguas del río para la molienda. En este recorrido podremos ver la vegetación de ribera y con suerte algunas aves que viven allí.

De regreso por esta senda, seguiremos al margen del río Guadarrama esta vez aguas abajo. En poco rato alcanzamos el área recreativa de La Navata, donde podremos descansar un rato. Desde el área recreativa seguimos la calle de la Llama, en paralelo al río Guadarrama, y pronto salimos a la carretera M-525 de La Navata a Galapagar.

Si nos interesan los puentes y los molinos, podemos hacer otra interesante visita (ramal 4.2) al Puente del Molino o Viejo de la Navta y las ruinas de un molino de harina. Giramos a la derecha por la M-525, en dirección Galapagar, y tras cruzar la carretera (que aquí es realmente una calle), giramos por la primera calle que salga a nuestras izquierda, llamada calle de la Monja. Seguimos esta calle hasta que se termina, desembocando en la calle Ortega y Gasset, por la que giramos a la izquierda. Enseguida llegamos al río Guadarrama. Al final de la calle sale un camino que nos lleva al Puente del Molino, de construcción bajo-medieval.

De vuelta a la carretera a la carretera M-525 cruzamos el río Guadarrama y tras una pequeña subida llegamos a la estación de ferrocarril de La Navata, donde terminamos la ruta. Justo tras cruzar el río hay una parada de autobús en cada margen de la calle donde podemos tomar las líneas 632 ó 635 de regreso a Galapagar o a Madrid.

Elementos Naturales

La ruta atraviesa en su mayoría encinares o dehesas de encinas, que alternan con prados destinados al aprovechamiento ganadero, lo que impide el desarrollo de su cobertura de matorral. Donde este aparece está dominado por jara pringosa, cantueso, escoba negra, madreselva y pies dispersos de enebro de la miera. En bordes de caminos, la bolina y la escobilla parda y en zonas rocosas la clavelina. Junto al río existe una vegetación de ribera bien desarrollada: fresno, mimbrera y sauces con espinales formados por zarzamora, rosal silvestre, majuelo, endrino, madreselva y algún saúco disperso. En el área recreativa abundan los chopos híbridos.

El recorrido pasa por un entorno rico en fauna, con un total de 154 especies de vertebrados catalogadas. Son muy abundantes las aves que podemos observar incluso, si tenemos suerte, algún ejemplar de águila imperial que en ocasiones sobrevuelan la zona. Dentro de los mamíferos es fácil ver liebres, conejos y zorros, siendo más complicado toparnos con erizos o micromamíferos. Los reptiles más frecuentes son la lagartija colirroja, ibérica y colilarga y la culebra de escalera, más huidizos son el lagarto ocelado y las culebras lisas.

Elementos Culturales

En Galapagar destaca la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (s.XVI), declarada Bien de Interés Cultural. En su plaza hay un monumento a Jacinto Benavente, dramaturgo que residió en esta localidad. Cerca del Parque de El Toril, al salir del pueblo, se pasa junto al moderno Centro Cultural “La Pocilla”.

Entre Galapagar y El Toril, la ruta discurre sobre uno de los tramos mejor conservados en Galapagar de la Calzada Romana “Vía XXIV Antonina”, del siglo III que unía Complutum (Alcalá de Henares) con Segovia, y que es muy conocida por su tramo de subida al Puerto de la Fuenfría en Cercedilla. También este tramo es una vía pecuaria, el Cordel de Suertes Nuevas.

Ya en La Navata junto al río merece la pena desviarse un poco a la izquierda para visitar lar ruinas del molino viejo. En sentido contrario, aguas abajo, podemos visitar el Puente del Molino y las ruinas de un molino de harina.