Sendas Parque Regional Guadarrama

Ruta 1

barrasuperiorentornoDEF

CARACTERÍSTICAS DE LA RUTA

Origen: Casco urbano de Galapagar

Final: Estación de FFCC de Villalba

Usos recomendados: senderismo y bicicleta. En bicicleta se debe circular con precaución por ser caminos muy utilizados para el paseo

Longitud: 7,5 km

Tiempo: a pie 2h. En bicicleta 30´-1h.

Cota Máxima: 943 m

Cota Mínima: 876 m.

Desnivel: 67 m.

Dificultad: Baja. El recorrido es prácticamente llano y no es muy largo.

Accesos y transportes: Además de en vehículo particular se puede acceder a Galapagar desde Madrid en autobús 661 que parte desde el intercambiador de Moncloa. Por la estación de Villalba pasan las líneas de cercanías C-8 y C-10 con conexión a Madrid, Ávila y Segovia. Además frente a esta estación para la línea de autobús 630 que nos llevará de regreso a Galapagar

separadorDe Galapagar a Collado Villalba

 

icono mapaDescripción de la Ruta

Comenzamos la ruta en el centro de Galapagar, junto a la Iglesia de la Asunción. Desde aquí tomamos la calle de Guadarrama hacia el norte, y luego la calle Cañada la Pocilla hasta llegar al Parque de El Toril. Junto al parque podremos ver el moderno Centro Cultural “La Pocilla”.

Girando a la izquierda se encuentra el cartel informativo de la ruta y tomamos el camino que, saliendo del parque, se dirige hacia el norte en dirección el cementerio nuevo. Este ancho camino coincide con uno de los tramos mejor conservados en Galapagar de la calzada romana “Vía XXIV Antonina”. En este tramo del camino encontraremos una zona de recreo con juegos infantiles y circuito deportivo.

B1.2. Nuestro ancho camino es cruzado por la nueva carretera variante de Galapagar. Deberemos cruzarla y continuar de frente, ahora por un camino cementado que sube al cementerio de “Los Cañales”. B3.2. En esta subida encontraremos a nuestra derecha una vereda y dos grupos de bancos de piedra donde podemos descansar un rato.

En las inmediaciones del cementerio tomaremos un camino de tierra en ascenso que sale a la derecha B4.2. bordeando el cementerio. El camino de tierra continúa siempre en dirección norte, atravesando encinares. Al poco rato el camino se vuelve muy estrecho y pedregoso, subiendo bruscamente unos metros, para enseguida volver a ensancharse. B5.2. En esta zona encontraremos a nuestra izquierda un depósito de agua del Canal de Isabel II. Este es el punto más elevado de la ruta, lo que nos permite disfrutar de buenas vistas.

De nuevo continuamos por un ancho camino entre encinas y prados, encontrando una corta pero pronunciada bajada. A nuestra derecha dejaremos la urbanización “Bellavista” aunque casi no nos daremos cuenta de su presencia. Un poco más adelante el camino desemboca en otra mayor, justo frente a las casa de la urbanización “El Pocillo”. Este camino municipal es de nuevo la vía pecuaria Cordel de Suertes Nuevas, que ya seguimos al salir de Galapagar. Giraremos a la izquierda (al oeste) por la vía pecuaria B6.2, dejando a nuestra derecha la urbanización y a nuestra izquierda prados.

El camino que seguimos gira a la izquierda B7.2 R-1 En este punto continuaremos por el camino más estrecho que sale de frente y que discurre entre vallas que delimitan prados B 8.2 A los pocos metros hace un giro brusco a la derecha, y vuelve a tomar dirección norte, como hemos venido siguiendo casi toda la ruta. Continuando el camino no tardaremos en llegar a Collado Villalba y encontrar el cartel informativo de ruta.

Al terminar el camino de tierra tomaremos la calle Isla de Loberia hacia la derecha (este), hasta llegar a la calle Playa de la Lanzada, que tomaremos a la izquierda (norte), hasta su final, dejando a la izquierda el parque “El Carrizal”. Giramos a la derecha por la calle Ramón Fernández Soler, hasta la calle Eladio Aranda, que tomaremos a la izquierda. Esta calle cruza sobre la vía del tren, pasando a llamarse Antonio Varela, por donde enseguida alcanzamos la Plaza de la Estación. Aquí podremos optar por el ferrocarril (líneas C-8 y C-10), o por tomar el autobús 630 que nos llevará de regreso a Galapagar.

Es interesante fijarse en las edificaciones del siglo XIX, auxiliares a la estación de ferrocarril (la antigua estación era también un edificio singular pero ya ha desaparecido), y la colonia de la estación también de la misma época.

Elementos Naturales

La ruta atraviesa encinares y prados destinados al aprovechamiento ganadero, sobre todo vacuno. También pasa junto a la Laguna de El Toril, una laguna estacional utilizada tradicionalmente por el ganado. Muchos de los encinares de la zona carecen de matorral por su aprovechamiento ganadero. No obstante, en la zona central de la ruta pasaremos por alguno con matorral de jara pringosa, cantueso y escoba negra. En bordes de caminos son comunes la bolina y la escobilla parda. En el entorno del depósito veremos algunos enebros de la miera de buen porte.

El recorrido pasa por un entorno rico en fauna, con un total de 154 especies de vertebrados catalogadas. Son muy abundantes las aves que podemos observar, incluso, si tenemos suerte, algún ejemplar de águila imperial que en ocasiones sobrevuelan la zona. Dentro de los mamíferos es fácil ver liebres, conejos y zorros, siendo más complicado toparnos con erizos o micromamíferos. Los reptiles más frecuentes son la lagartija colirroja, ibérica y colilarga y la culebra de escalera, más huidizos son el lagarto ocelado y las culebras lisas.

Elementos Culturales

En Galapagar destaca la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, (s.XVI), declarada de Bien de Interés Cultural. En su plaza hay un monumento a Jacinto Benavente, dramaturgo que residió en esta localidad. Cerca del Parque de El Toril, al salir del pueblo, se pasa junto al moderno Centro Cultural “La Pocilla”.

Entre Galapagar y el Toril, la ruta discurre sobre uno de los tramos mejor conservados en Galapagar de la calzada romana “Vía XXIV Antonina”, del siglo III, que unía Complum (Alcalá de Henares) con Segovia, y que es muy conocida por su tramo de subida al Puerto de la Fuenfría, en Cercedilla. También este tramo es una vía pecuaria, el Cordel de Suertes Nuevas.

En Collado Villalba son destacables las edificaciones auxiliares a la estación y la colonia de veraneo aneja, todo ello de finales del siglo XIX. La estación original de ferrocarril se demolió en el año 1996.